Sociedad

De niñas y de putas

Ilustración: quintiestudio.com

Famoso por sus condenas ejemplarizantes, el juez de menores de Granada, Emilio Calatayud, nunca se ha caracterizado por la discreción y el lenguaje políticamente correcto, y en esta ocasión no iba a ser menos. Ya advertía que las comuniones se nos estaban yendo de las manos y ahora, en una intervención en Las Mañanas de La 1 y preguntado por el reciente fallecimiento de Celia Fuentes, modelo e influencer estrella en Instagram, dijo literalmente: “Perdón por la expresión. Tomarlo bien ¿eh? Pero las niñas actualmente se hacen fotos como putas” para luego subirlas a las redes sociales.

Aún perdonando la expresión, puede que no fuera la más adecuada. La presentadora, María Casado, le reprochó al instante lo que había dicho, y las redes sociales, que esas sí que son juez y verdugo, lincharon digitalmente al otrora admirado juez, convirtiéndole en machista y misógino.

A los pocos segundos, a petición de uno de los tertulianos del programa, pidió perdón por esa expresión, añadiendo que “se hacen fotos que atentan contra ellas mismas“. Esto sí es más adecuado, aunque creo que a nadie escapó lo que el juez quiso decir desde el principio que, en mi opinión, es lo importante y ha quedado obviado por la polémica. Ese sí debería ser el debate. Creo que el siguiente vídeo es bastante ilustrativo.

En su blog trató de justificarse, aunque para los defensores del buenismo actual no se si lo que hizo fue echar gasolina al fuego, diciendo que “hay niños que hacen exactamente lo mismo. Con ese lenguaje duro, lo admito, quiero llamar la atención sobre una realidad que está ahí y que veo a diario en mi juzgado. Busco provocar una reacción en los padres para que protejan a los menores de sí mismos. Después de las fotos, pueden venir los acosos, los abusos y las violaciones. Y de hecho pasa con más frecuencia de la que nos imaginamos”.

Un juez claro y directo

Lo cierto es que el juez Calatayud siempre utiliza un lenguaje claro, directo, impactante. No es la primera vez que lo hace, y seguramente tampoco será la última. Sus conferencias, pueden consultarlas en internet (y en el blog de Roxana Sáez), están repletas de frases similares, no es algo que deba sorprendernos.

Yo no comparto que se le tache de misógino y de machista porque estoy seguro de que no lo es. En su juzgado habrá visto asuntos escalofriantes, y si antes era un ejemplo a seguir y un juez modélico, no creo que haya que hundirlo por lo que ha dicho.

No se si todos los que han criticado al juez permiten a sus hijos subir fotos de cualquier tipo a la red. Como padre que soy, aunque de niño y niña sin edad de usar las redes sociales y menos aún para compartir imágenes, no me gustaría ver que ellos, cuando puedan, suban fotografías, tiremos de eufemismos, subidas de tono.

Coincido con el juez en que hay que garantizar la seguridad de los menores, y en las redes hay mucho indeseable que no podemos controlar. Nadie duda de la inocencia con la que, en la gran mayoría de ocasiones, se suben esas fotografías, pero es innegable que no sabemos quien las está viendo y con qué propósitos puede usarlas.

Como él mismo dice, “después de las fotos, pueden venir los acosos, los abusos y las violaciones. Y de hecho pasa con más frecuencia de la que nos imaginamos”. No desviemos nuestra atención de lo importante porque lo dijera con una frase que no a todos guste. El problema existe, es muy grave y hay que ponerle freno. Y no tengo duda de que Emilio Calatayud trabaja por ello.

Puede que nos chocara la expresión utilizada por Calatayud para expresarse, lejos del lenguaje “correcto” que los adalides de la libertad nos quieren imponer, dicho desde la ironía, que nadie se enfade. Pero todos entendimos al instante a qué se refería el juez. En su blog, concluye el artículo de su defensa diciendo algo que creo que resume todo: Lo extraño es que escandalice más la forma de dar el mensaje que el contenido del mensaje, que es lo verdaderamente preocupante.

Pues eso. Nos señalan a la luna y nos quedamos mirando al dedo.

 

Tagged , , ,

0 thoughts on “De niñas y de putas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *