Economía, Sociedad

Las pensiones y el ahorro

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anuncia nuevas medidas para facilitar la inversión en planes privados de pensiones.

Foto: Moncloa/Diego Crespo

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, nos ha dado un consejo a todos los españoles para que tengamos una jubilación más relajada y con menos apreturas económicas. Que ahorremos. Si. Que complementemos las pensiones públicas con planes privados, para lo cual se han aprobado una serie de medidas que hacen más atractivas estas vías de ahorro, como poder retirar el total o parte de lo invertido en un plazo de diez años. Una medida, dicho sea de paso, que me parece lógica y que no entiendo cómo no se ha llevado a cabo con anterioridad.

Yo mismo, sin ir más lejos, tengo un plan de inversión privado, y cuando quise retirar parte de esos fondos para afrontar una mala situación económica, no pude hacerlo. Así que le haré caso a nuestro presidente y seguiré ahorrando para mi vejez. O no, porque tampoco se cuánto tiempo podré seguir aportando la escasa cantidad de dinero que ahora dedico a tal fin.

Si analizamos lo que dijo Rajoy, podemos hasta  darle la razón. Que ahorremos para el futuro, algo que nuestros mayores nos han aconsejado desde hace años, al menos en mi caso. La clásica hormiga de la fábula. Hasta ahí todo claro. Pero sugerirnos a los españoles que dediquemos más dinero al ahorro cuando hay millones de nosotros a los que nos cuesta la vida llegar a fin de mes, incluso hay quien se tiene que endeudar, me resulta casi ofensivo y demuestra que los políticos no viven ni conocen la calle.

Es cierto que el número de desempleados desciende anualmente y que las cifras macroeconómicas prometen mejores tiempos, pero mienten acerca de la realidad de las personas, o simplemente la desconocen. Los sueldos son, en numerosas ocasiones, irrisorios. Ha nacido una nueva categoría social, la del trabajador pobre, que a pesar de tener un salario mensual vive con necesidades básicas sin cubrir.

¿De dónde va a ahorrar alguien que pueda tener cargas familiares y gana 800 euros, con suerte, al mes? Con ese dinero es imposible llegar a fin de mes, y si surge un imprevisto no se le puede hacer frente. ¿Cómo pretenden los políticos que se ahorre?

Siempre he considerado que el Partido Popular tiene un enorme fallo de comunicación, es incapaz de conectar con la calle porque habla un idioma bien distinto. Casos como este último de Rajoy, o las palabras de Celia Villalobos también con las pensiones de por medio, sirven para ilustrar este argumento.

Hay que decir las cosas, claro está, pero también hay que saber cómo hacerlo, y si eres una diputada a la que han pillado con jueguecitos en el Congreso y tu partido camina con la sombra constante de la corrupción encima, tienes que medir el tono de tus palabras y a quien las diriges. Es así de simple, aunque no es menos cierto que no todos los del PP son corruptos.

No estuvo acertado el presidente con sus palabras, sobre todo porque no tiene en cuenta a los menos afortunados, que bastante hacen con pagar sus impuestos y aportar lo poco que pueden a la menguante hucha de la Seguridad Social. Eso sí que es un problema; que los fondos destinados para las pensiones públicas caigan dramáticamente. Villalobos advirtió a los que ahora tienen 45 años. Yo tengo 44. Negros nubarrones en el horizonte.

 

 

Tagged , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *