Deporte, Política

Piqué y la selección de España

Lo digo desde la primera línea. Gerard Piqué, jugador catalán del Fútbol Club Barcelona, no debería jugar en la selección de España, y tendría que ser él quien, en base a la coherencia, de un paso al lado y deje de asistir a las convocatorias de la ahora llamada La Roja. No me vale decir que “si alguien piensa que molesto puedo dejar de venir”, por mucha lágrima que suelte. Y tengo mis motivos para pensar así.

Jugar en una selección nacional, la española o cualquier otra, no debe ser lo mismo que defender los colores de un equipo que te paga por ello. En defensa de Piqué han salido muchos compañeros y personas anómimas que han apelado a que el catalán se deja el alma en cada partido, que suda la camiseta como el que más. Y eso no lo he puesto nunca en duda.

Pero, como digo, eso no es suficiente. Representar a un país significa algo más, creer en ese país, respetarlo o, al menos, no hacer evidente que quieres pertenecer a otro que, además, para que exista es necesario que se rompa la unidad de quien estás defendiendo en el terreno de juego. Oleguer Presas, para todo aquel que se acuerde de él, fue un buen ejemplo de coherencia.

En la selección hay muchos jugadores de Cataluña y ninguno de ellos es objeto de polémica. Puede que también quieran ser catalanes en una república independiente, pero tienen la prudencia de no decirlo abiertamente, y aunque siga siendo censurable moralmente, mantienen una coherencia que el central del Barça no tiene. Algunos, como Pablo Iglesias, de Podemos, dicen que es un valiente porque da la cara y dice lo que piensa. Muy bien, pero que actúe también con valentía.

Muchos jugadores extranjeros que juegan en Europa, ante la imposibilidad de jugar en sus selecciones de origen por la alta y cualificada competencia, se nacionalizan para poder ser seleccionados, algo con lo que tampoco estoy de acuerdo. Llegar a España, o a cualquier otro país, con 20 años y al poco pedir ser español para jugar en la selección me parece muy censurable.

Para mi son mercenarios del fútbol, y está bien que cada uno en su club pida más dinero por jugar, igual que cualquier otro trabajador en su empresa. Pero Piqué no juega en la selección española por sentirse orgulloso de ser de donde es, ni por defender unos colores. Lo hace por dinero y por prestigio, ya que de otra manera le sería imposible ganar los títulos que ha ganado con la selección. No me parece bien que le piten en los entrenamientos y en los partidos, pero eso es algo a lo que él mismo se ha expuesto.

Que sea coherente, como lo fue Oleguer Presas, como recuerda Kike Marín en este artículo. No se trata de que los demás den el paso Gerard. Tienes que darlo tu, campeón.

Tagged , , ,

0 thoughts on “Piqué y la selección de España

  1. Sólo es (como casi todos) un mercenario, que quiere jugar con España porque eso aumenta su caché (además del dinero que cobra por jugar en la Selección). Otro, Guardiola, se ha descubierto él solo en una entrevista: respondió que prefería entrenar a España antes que a Cataluña porque… quiere estar en fases finales de campeonatos de Europa y del Mundo.

    1. Gracias por tu comentario Vicente, coincido contigo y creo que jugar en la selección, como he dicho en el artículo, es más que rendir deportivamente. Me gustaría ver a Piqué defendiendo al himno de España cuando se pita, entonces sí que le daría un voto de confianza.
      Un saludo y gracias de nuevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *