Política

¿Quién maneja mi barca, que a la deriva me lleva?

Teófila Martínez en una comparecencia reciente en la sede del PP de Cádiz, junto al también concejal Nacho Romaní.

Teófila Martínez sorprendió a muchos, a otros tantos parece que no, anunciando que no repetirá como candidata del Partido Popular a las elecciones municipales del próximo año en Cádiz, algo que venía haciendo con mayorías absolutas como resultado desde que alcanzara la Alcaldía en 1995.  En 2015 esa tendencia cambió, y aunque ganó, el PSOE le abrió las puertas de San Juan de Dios a José María González. En su emocionada despedida, declaró que había sido una decisión personal, sin injerencias del partido, algo que el propio presidente provincial, Antonio Sanz, confirmó en el mismo acto. Creerlo o no es casi una cuestión de fe.

Sea o no de manera voluntaria, la salida de Teófila de la lista electoral abre una etapa de incertidumbre para el PP, a la espera del nuevo líder, que parece haber iniciado una renovación con el cambio de nombres al frente de muchas candidaturas. Al igual que en Cádiz, en Jerez se despide otra histórica del partido como es María José García Pelayo, compañera actual de Martínez en el Congreso de los Diputados y también alcaldesa años atrás. En este caso ya se conoce su sustituto, que no es otro que el secretario general de los populares gaditanos, Antonio Saldaña.

No sabremos si la decisión del PP de acudir con otra cabeza de cartel a las municipales ha sido acertada hasta que se pongan las urnas y se complete el recuento, pero el riesgo de debacle está ahí, máxime cuando en casi veinticinco años quien se presentaba era Teófila Martínez, no el Partido Popular. Sea quien sea su sustituto, reemplazar a Teófila no va a ser fácil, y mantener los diez concejales actuales tampoco. Me auguro yo un peor resultado, aunque también aposté que la cántabra seguiría y ya ven lo que ha pasado.

Peligro de hundimiento

Ya he oído algunas voces que apuntan al harakiri político que se están haciendo los populares en la provincia, alguna cercanas al propio partido. La pregunta que titula este artículo busca respuesta para muchos simpatizantes del PP, preocupados por el rumbo que los responsables del partido de derechas ha decidido tomar, y de que esta derrota les lleve al resultado que la recordada barca de Remedios Amaya surcó en el Festival de Eurovisión de 1983, última sin puntos.

En mi opinión es una apuesta muy arriesgada aún sin conocer al candidato, o candidata, de Cádiz. Queda más de un año para las municipales, y en ese tiempo pueden producirse muchas circunstancias que influyan en la decisión final de los votantes. Por alguna razón de peso habrán decidido los gerifaltes populares el cambio de caras en muchas ciudades como Rota, con Auxi Izquierdo a la cabeza, o La Línea, donde Juan Pablo Arriaga sustituye a Nacho Macías. El tiempo les dará o quitará la razón.

Con las mismas reservas por la relativa lejanía de las elecciones, creo que Ciudadanos puede verse beneficiado por la ausencia de Teófila en Cádiz. Repito que quien se presentaba era ella y no el PP, y muchos de los votantes descontentos con su marcha y la incierta estrategia pergeñada por Sanz y Saldaña pueden ver en el partido naranja un sustituto a quien acudir, algo que según apuntan las encuestas se está produciendo a nivel nacional y que ha encendido muchas alarmas en el partido del Gobierno.

Lo que parece evidente es que la batalla política ha comenzado y que los partidos empiezan a mostrar sus cartas. Quedan muchos episodios por vivir hasta que seamos llamados a las urnas y seguro que muchas cosas por ver y oír. El escenario que se vislumbra de 2019 es todavía borroso.

Tagged , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *