Sociedad

Sauquillo, una vida de lucha por los derechos humanos

El Ateneo de Chiclana acogió el pasado jueves 9 de noviembre una charla de Francisca Sauquillo, presidenta de Movimiento por la Paz, el Desarmen y la Libertad (MPDL) y abogada laboralista muy activa contra el franquismo y, posteriormente, diputada de la Asamblea de Madrid, senadora y parlamentaria europea. Siempre defensora de los derechos humanos, Paquita perdió a uno de sus hermanos en la triste y famosa matanza de Atocha del 24 de enero de 1977.

Ella misma pudo haber sido la sexta víctima, pero se reunió en distinto lugar con otros colegas, José María Mohedano y la actual alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Precisamente en el ayuntamiento de la capital de España preside el Comisionado de la Memoria Histórica.

A pesar de los duros golpes recibidos, hay más que obviaré, Paquita nunca ha abandonado su dedicación a los más desprotegidos, defendiendo las libertades democráticas durante el franquismo, los derechos de los trabajadores y, desde hace ya décadas, los derechos humanos en la asociación que preside.

En su web, se definen como “una organización no gubernamental, independiente, laica y progresista, integrada por un equipo humano diverso y plural unido en su compromiso por una causa común: construir un mundo más justo e igualitario. Construir, en definitiva, un mundo más pacífico“.

Hasta el Ateneo chiclanero llegó en calidad de presidenta de MPDL. Presentada por el delegado de la asociación en Cádiz, Vicente de Mingo, y el vicepresidente de la entidad organizadora, Jesús Benítez Corpas, hizo un resumen de la actual situación que presentan las migraciones, aportando cifras aterradoras como los más de cinco mil personas que fallecieron el pasado año en el Mediterráneo tratando de alcanzar las costas europeas, más del doble que en 2014.

Una niña siria recién llegada a la costa de Lesbos en noviembre de 2015 juega con sus peluches delante de la balsa en la que viajó. CEDIDA POR SARA CANTOS

Sauquillo, que era senadora cuando se aprobó la Ley de Asilo en 1984, apuntó a la desigualdad en el reparto de la riqueza como la causa principal del subdesarrollo de muchos países. “Su riqueza es, precisamente, la fuente de sus problemas”, y para ello puso como ejemplo el Congo, país donde se encuentra el 80% de la producción de coltán, un mineral fundamental para la fabricación de los teléfonos móviles y electrodomésticos.

Con respecto a la ayuda desde el lado político, la presidenta de MPDL es pesimista, y no cree que la presencia de un partido conservador en el gobierno sea lo mejor en este sentido. “No hay que tener sólo en cuenta el periodo electoral. Puede llegar a provocar racismo, xenofobia y el auge de la ultra derecha, como ya se ha visto en Europa. Ojalá que eso no pase en España pero llevamos mal camino”. Al menos, se consoló, se ha puesto en marcha una comisión contra los delitos de odio.

Paquita también tuvo palabras para los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). “El que huye no es un delincuente”, dijo, criticando además que algunos presentan unas condiciones lamentables y que hay cárceles, en las que los reclusos son delincuentes, que están mucho mejor acondicionadas. “No es fácil encontrar una alternativa, pero algo hay que hacer”.

A la hora de buscar un culpable de la desestabilización general en la que vivimos, Sauquillo tiene claro que fue la guerra de Irak. Y en el día en que se cumplían veintiocho años de la caída del muro de Berlín, citó a Eduardo Galeano: “Por fin ese muro, que merecía caer, cayó. Pero otros muros han brotado, siguen brotando, en el mundo”.

Contra ellos seguirá luchando Francisca Sauquillo.

 

Tagged ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *